Carrobles y Patxi Andión ponen fin al ciclo sobre casas rehabilitadas

El análisis de la vivienda de la Calle Coliseo, 11 puso fin a las conferencias, organizadas por la Real Academia, sobre edificios cuya rehabilitación fue merecedora de un Premio Gonzalo Ruiz de Toledo

«Rehabilitar un edificio no implica solamente restaurarlo y evitar que así avance su deterioro, sino también evitar que se pierda la vida que ha tenido. Las casas de una ciudad como Toledo son como esponjas, como espacios de memoria». Una memoria, añadió el arqueólogo Jesús Carrobles, director de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo -durante la última conferencia del ciclo dedicado a las casas singulares cuya rehabilitación ha sido merecedora del Premio Gonzalo Ruiz de Toledo, que ayer congregó a más de medio centenar de asistentes en la sede de la institución-, que en el caso de la vivienda de la calle Coliseo, 11, esquina a la calle Juan Labrador, han habitado referentes como el artista japonés Masao Shimono, ‘Almazao’ (1940-2004), y el cantante, actor y profesor de la UCLM Patxi Andión.

Carrobles, que fue en su momento el responsable de la supervisión arqueológica de este edificio, destacó su ubicación entre la zona residencial ubicada desde hace siglos al sur-sureste de la Catedral, todavía característica por la densidad de casas-patio, y la zona de servicios que desde antiguamente se sitúa en el entorno del actual Mercado de Abastos. La calle Coliseo, por otra parte, se enmarca dentro de un antiquísimo barrio señorial andalusí configurado en las proximidades del viejo Alcázar, y del cual han perdurado referentes monumentales como la «Casa del Temple», la «Casa del Seco» y otros edificios ricos en manifestaciones -arcos califales, yeserías, alfarjías- de su antiguo pasado. No es el caso de este inmueble, que, sin embargo, destaca por su fábrica de la Edad Moderna y por poseer tres fachadas abiertas a la calle, circunstancia singular dentro del apretado urbanismo toledano. El Consorcio de la Ciudad de Toledo ha sido responsable de la rehabilitación de muchos de estos edificios a lo largo de sus más de quince años de trayectoria.

Tras la intervención de Jesús Carrobles dio algunos detalles sobre el edificio su último propietario, Patxi Andión, quien manifestó que su madre era toledana y que vivió en la ciudad hasta los ocho años, trasladándose posteriormente a Madrid y al País Vasco, donde él se crió.

La gran afluencia de público obligó a trasladar la conferencia al patio de la Academia (la antigua Sindicatura de Cuentas de Castilla-La Mancha), ya que el salón de actos de la misma se demostró insuficiente. Una vez finalizadas las conferencias de la Sección de Historia, quedan por llegar las que próximamente programará la Sección de Bellas Artes.

102 Total visitas 3 Visitas hoy