Sesión extraordinaria en el Palacio de Fuensalida

Dentro de los actos del Centenario de la Real Academia, el pasado día 22 se celebró una sesión extraordinaria en el Palacio de Fuensalida, sede de la Presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, en la que se impuso la medalla de Académico Honorario Supernumerario a D. Fernando Dorado Martín,  en reconocimiento a “la calidad de su obra y por haber sido un académico ejemplar”, y la de Correspondiente a los siguientes nuevos miembros:

Beatriz Cano González, Correspondiente en Toledo, es licenciada en Historia del Arte por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha trabajado como profesora en el Colegio Nuestra Señora de los Infantes y en la Universidad de Mayores ‘José Saramago’, que depende de la Universidad de Castilla-La Mancha. Conferenciante y colaboradora habitual de instituciones como la Biblioteca de Castilla-La Mancha y el Ateneo toledano, ha participado en la organización del I Ciclo de Conferencias del Órgano de Historia y Cultura Naval de la Armada en Toledo y es responsable de la comunicación de la Cofradía Internacional de Investigadores.

Fermín Fernández Craus (Mohedas, 1954), Correspondiente en Mohedas de la Jara (Toledo). Graduado por la Escuela Social de Madrid y funcionario del Estado, es en la actualidad jefe del Servicio de Asuntos Generales y Régimen Interior en la Agencia Estatal de Meteorología. Autor de diversos artículos sobre historia local, ha publicado dos libros: Mohedas: perfiles de un pueblo de la Jara (Ayuntamiento de Mohedas, 2004) y Mohedas de la Jara. Mediado el siglo XVIII (Canseco, 2009).

José María Hernández Andreu (Toledo, 1952), Correspondiente en Toledo, es licenciado en Humanidades por la Universidad de Castilla-La Mancha, aunque ha desarrollado su carrera laboral en el ámbito de la electrónica, primero en Standard Eléctrica y posteriormente en Alcatel y Sanmina. En 2006 organizó la exposición ‘Equipos electrónicos antiguos y de radioaficionados’ en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la UCLM. En la actualidad es secretario del Ateneo Científico y Literario de Toledo.

 Juan José Montero Ruiz (Toledo, 1975), Correspondiente en Toledo. Director del Conservatorio ‘Jacinto Guerrero de Toledo’ y maestro de capilla de la iglesia de Santo Tomé, realizó en el Conservatorio de Madrid los estudios superiores de Piano, Composición y Dirección de Coro. Estudió Órgano junto a Montserrat Torrent y construcción y afinación de órganos y cémbalos con el maestro holandés G. A. C. de Graaf, ofreciendo como organista numerosos recitales, tanto en instrumentos históricos españoles como en órganos barrocos alemanes, entre ellos el de la iglesia de Santo Tomás de Núremberg. Fue ganador del Premio de Composición del II Certamen de Artistas de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Daniel Ortiz Pradas, Correspondiente en Madrid. Es doctor en Historia del Arte por la Universidad Complutense y profesor asociado en su Facultad de Geografía e Historia desde 2010. Especialista en conservación y restauración del patrimonio arquitectónico y urbano por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid, es miembro del equipo de investigación ‘La arquitectura áulica en la España medieval’ y ha participado en varios proyectos I+D sobre el arte y la arquitectura medieval del siglo XV, así como sobre la historia del patrimonio y la restauración monumental. Ha publicado diversos artículos en publicaciones como Anales de Historia del Arte y Goya.

Eduardo Sánchez Butragueño (Toledo, 1977), Correspondiente en Toledo, es licenciado en Ciencias Ambientales e ingeniero técnico agrícola por la Universidad de Castilla-La Mancha. Actualmente trabaja como director de la Fundación Soliss. En 2008 creó el blog ‘Toledo Olvidado’ (toledoolvidado.blogspot.com), compuesto por casi 20.000 fotografías sobre la ciudad y sintetizado en una trilogía de libros publicada por DB Comunicación. Este proyecto ha sido reconocido por los Premios de la Real Fundación de Toledo (2012), obteniendo también los galardones del Ateneo toledano, la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo (2016) y los Premios Recaredo Rey de la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos del Casco Histórico (2016).

Julio Sánchez Gil (Almendral, 1957), Correspondiente en Almendral de la Cañada (Toledo). Diplomado en Trabajo Social por la Universidad Complutense, trabaja como empleado público de la Administración Central. Vicepresidente de la Sociedad de Amigos de la Sierra de San Vicente, ha publicado cuatro libros y más de una veintena de artículos sobre esta comarca, entre ellos El Marquesado de Navamorcuende en los siglos XVII y XVIII (Ayuntamiento de Navamorcuende, 2008) y La historia de Cardiel. Desde sus orígenes hasta las desamortizaciones del siglo XIX (Ayuntamiento de Cardiel de los Montes, 2006).

El acto estuvo presidido por el Presidente de la Junta de Comunidades,  Emiliano García Page, al que acompañaron el Presidente de la Diputación, Álvaro Gutiérrez Prieto, la Alcaldesa de Toledo Milagros Tolón Jaime y el Consejero de Educación, Cultura y Deportes Ángel Felpeto Enríquez.

Habló en primer lugar el director de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, Jesús Carrobles Santos, reivindicando el papel de la cultura en nuestra región, “con una rentabilidad más que demostrada que no se deslocaliza”, y más allá de reconocer la grandeza de la historia de la Academia y su pasado, pidió “mirar al futuro en un mundo cada vez más global”. También dijo que gracias a la Academia y a los debates que suscitó a principios del siglo XX, la sociedad de Toledo fue capaz de promover la protección de su patrimonio y, por último, defendió que en el siglo XXI sigue siendo la Academia una “figura vigente” que aporta independencia, la experiencia de sus miembros y un “claro” desinterés económico.
Desde la Diputación Provincial de Toledo, su presidente, Álvaro Gutiérrez, señaló que las aportaciones de la Real Academia y los hombres que la conforman “se han consolidado como una referencia cultural, social y humana de lo que Toledo fue en el pasado, de lo que representa en el presente y lo que ambiciona para el futuro”, mientras que la regidora toledana, Milagros Tolón, puso en valor la importancia del centenario que ha cumplido esta institución, “que desde su constitución ha acogido a las personas más representativas de la cultura y el arte toledano”, y agradeció la importante contribución que siempre han tenido a la actividad cultural y social de la capital castellano-manchega.

En su intervención, el presidente de Castilla-La Mancha pidió a la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo que se involucrase en la defensa del Tajo, ya que son necesarios “argumentos historicistas” para defender que el río desemboque en Lisboa y no en el Mediterráneo. Recalcó que el río Tajo forma parte de la esencia de la ciudad de Toledo “y es lo primero que tenemos que defender”, y criticó un trasvase que “deja el río como cloaca de aguas residuales”. También pidió el apoyo de la Academia para planificar “un nuevo urbanismo” en la ciudad de Toledo y para que asesore a la empresa francesa que pretende instalar en la ciudad un parque temático sobre la historia de España.

Tras recordar que su día de nacimiento (11 de junio) coincide con la fecha de creación de la Real Academia en 1916, asumió como un compromiso la petición de la Academia de ser incluida dentro del sector público regional ya que, en palabras de su Director, Castilla-La Mancha es la “única” comunidad autónoma que no reconoce ni acoge a las Reales Academias en su seno, algo que “dificulta” su trabajo y la deja en un “limbo jurídico”.

523 Total visitas 2 Visitas hoy